La APPA sigue apostando por la labor periodística como sinónimo de democracia

0
204

Con motivo de la celebración el 25 de enero de la festividad de nuestro patrón San Francisco de Sales, la APPA se une a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y reitera su firme compromiso con la defensa de la libertad de prensa frente a los vetos a medios y periodistas, los recursos a las ruedas de prensa sin preguntas y la exclusión de los profesionales del periodismo de actos de especial trascendencia para la sociedad española.

Desde la APPA también manifestamos nuestro apoyo  a todo el sector periodístico que vive situaciones precarias en el ejercicio de su profesión, tanto en el tipo de contratación como en el desempeño de sus funciones. Y  también subrayamos que cualquier pérdida de empleo es un motivo de honda preocupación para el sector. Un sector que se ve afectado por recortes casi a diario y que este hecho afecta directamente a la información que reciben los ciudadanos.

Siguiendo con las declaraciones de la FAPE, esta federación de asociaciones de periodistas de España constata que hay un claro intento de convertir el trabajo periodístico en irrelevante a fin de imponer la propaganda como norma y evitar la rendición de cuentas a la que están obligados los gobiernos y los partidos políticos y sin la cual la democracia no podría sobrevivir y que, ante esta situación, la FAPE, primera organización profesional de periodistas de España,  reivindica el papel fundamental de la libertad de prensa en las sociedades democráticas como dique de contención de los abusos del poder,  firme sostén de los valores constitucionales y pilar imprescindible del derecho de información de los ciudadanos.

Por otra parte, la FAPE alerta del riesgo de perder la libertad de prensa que tanto costó conquistar y hace un llamamiento a la sociedad para que respalde el libre ejercicio del periodismo, garantía de la supervivencia de la democracia cuando cumple a plenitud su función de ofrecer a los ciudadanos la información que necesitan para tomar sus propias decisiones. También expresa que “el fomento de una ciudadanía libre, crítica con el poder, sólo se logra a través del periodismo de calidad, es decir, el que promueve información veraz, verificada, contrastada con fuentes fiables y sujeta a las normas de nuestro Código Deontológico”.

Además, y siempre según la FAPE, aspecto que la APPA también suscribe: “La información nunca puede ser una mercancía sometida a cotización, a falsificaciones y a manipulaciones.  Muy al contrario, el periodismo de calidad es un bien valioso que los periodistas y los medios ponen a disposición de los ciudadanos para impulsar la pluralidad, la convivencia democrática, el progreso y el Estado de Derecho”.

En su comunicado, la FAPE, declara que: “La imposición del silencio informativo perjudica no solo a los periodistas, sino también y en especial a los ciudadanos, a los que se priva de conocer a fondo decisiones que pueden condicionar su vida presente y futura. Los ciudadanos dejan de ser soberanos y pasan a ser siervos, a los que se puede engañar fácilmente con mentiras, bulos y hechos alternativos”.

En consecuencia, la FAPE reclama a los poderes públicos que pongan fin de una vez por todas a las ruedas de prensa sin derecho a preguntas, supriman los vetos a periodistas y medios y todas aquellas medidas que impiden el libre acceso a la información, entre ellas las que están reflejadas en la llamada “ley mordaza”.

Para finalizar, la FAPE -y la APPA también se une-  insta a los grupos editoriales a que mejoren las condiciones laborales y salariales de sus periodistas. Mal se puede hacer el periodismo de calidad por el que los ciudadanos estarían dispuestos a pagar con redacciones débiles, periodistas mal remunerados y con sus derechos laborales reducidos al mínimo, condiciones que se agravan en los casos de los autónomos, los colaboradores y los becarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here