La Sociedad de Conciertos de Alicante recibe el Premio Maisonnave de la UA por ser “icono cultural y social” de la ciudad

0
95
XX Premio Maisonnave de la UA (Fotografía: Comunicación de la UA).

Amparo Navarro y Luis Barcala hicieron entrega del premio a Rafael Beltrán Dupuy, secretario de la Sociedad de Conciertos y encargado de leer el acta fundacional de la asociación el 18 de abril de 1972.

Un emotivo acto celebrado en la sede de San Fernando de la Universidad de Alicante sirvió el pasado 13 de diciembre para homenajear a la Sociedad de Conciertos de Alicante por “encomiable labor de fomento de la educación musical y propagación del amor por la música, mediante la programación de conciertos y la organización de actividades de excelencia en la ciudad de Alicante”, tal y como recoge el acuerdo del Consejo de Gobierno que concede por unanimidad el XX Premio Maisonnave a la entidad creada en el año 1972 por “un grupo de personas amantes de la música clásica y de calidad”, tal y como reza en su página web.

La rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, y el alcalde la ciudad, Luis Barcala, fueron los encargados de entregar la reproducción de la escultura “Dibuixar l’espai” –imagen de la institución académica, obra de Azorín– a Rafael Beltrán Dupuy, secretario de la Sociedad de Conciertos y encargado de leer el acta fundacional de la asociación el 18 de abril de 1972 a las 2:30 horas en el hotel Carlton de la capital alicantina, como recordó el profesor Manuel Desantes en su intervención.

Navarro resaltó en su intervención que “este premio no es solo un reconocimiento de la Universidad de Alicante a un encomiable proyecto pasado, sino un impulso a un proyecto de futuro”. La rectora apuntó también que “en sus más de 50 años de existencia han promovido más de 950 conciertos de excelencia” y quiso destacar la “actividad continuada” de la Sociedad de Conciertos en la promoción de la educación y la cultura en la ciudad de Alicante.

Entrega del XX Premio Maisonnave (Fotografía: Comunicación de la UA).

Pero si la velada tuvo un momento, ese fue la laudatio a cargo del catedrático de la Universidad de Alicante Manuel Desantes. En su disertación realizó un amplio repaso de la vida de la Sociedad de Conciertos, con especial atención al hito que supuso para Alicante su creación en el año 1972, las figuras que han recalado en la ciudad a lo largo de los años gracias a su actividad o a su objetivo “conseguir que Alicante se convirtiera en un foco importante dentro del mundo de los conciertos en la geografía nacional, con el objetivo de fomentar el talento y promover la cultura musical entre la ciudadanía alicantina, sobre todo entre los jóvenes y niños”.

Desantes reivindicó el galardón que recibía la entidad “melófila” –término que reivindicó durante su intervención en contraposición al habitual de melómana– afirmando que “si el Premio Maisonnave se otorga a una persona o entidad que se haya distinguido por la defensa de la educación, la cultura o los valores cívicos en la ciudad de Alicante, nadie mejor que la Sociedad de Conciertos para recibirlo. Nadie mejor que la Sociedad de Conciertos para recordarnos qué modelo de ciudad queremos para vivirla con máxima intensidad, para ayudarnos a encontrar nuestros puntos de referencia. En este caso, a través de la música”.

Detalle de la entrega del XX Premio Maisonnave de la UA (Fotografía: Comunicación de la UA).

Resaltó también durante su discurso que “la sociedad de conciertos ha sido un instrumento fundamental, no sólo para difundir la cultura musical entre la sociedad alicantina, sino para educar en valores culturales, especialmente a la juventud, a través de un lenguaje universal, como reto para una mejor convivencia de una sociedad más sensible y más feliz” y en este sentido abundó, “nadie puede dudar de que los jóvenes han sido el colectivo principal en el cual se ha centrado la actividad de la Sociedad de Conciertos en los últimos años para lo que cuenta con un sistema de becas patrocinadas por empresas para la incorporación de menores de 25 años, especialmente estudiantes de los conservatorios de toda la provincia, además de concederse en los últimos dos años más de 300 becas a jóvenes artistas invitadas/os”.

En la sala estaba también presente Margarita Berenguer, presidenta de la Sociedad de Conciertos, a quién se dirigieron agradecimientos y elogios de todos los intervinientes, incluidos los de Alfonso Ramón Borja, encargado de intervenir en el acto tras la entrega del premio. “Nos sentimos muy felices y orgullosos por el hecho de que la Universidad de Alicante se haya fijado en nosotros”, afirmaba desde el estrado, desde donde también dejaba un mensaje de futuro, “nuestro espíritu de servicio a la comunidad sigue muy vivo”, para lo que reclamó “ayudénnos a ayudar”, dirigiéndose a instituciones, entidades y empresas “socialmente responsables”.

Ramón Borja aseguró que “somos conscientes de que estos 50 años han supuesto una gran experiencia y vamos a seguir trabajando para que nuestro espíritu musical siga latiendo” y no dudó en expresar que “este premio es un reconocimiento al trabajo y al amor por la música de tantas personas que han contribuido a hacer posible la Sociedad de Conciertos durante estos 50 años de vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + = 9